Noticias
Periodo de adaptación

LA ADAPTACIÓN AL MUNDO ESCOLAR 

La incorporación de un niño a un entorno educativo, cuando no ha estado escolarizado antes es, normalmente, muy difícil para él.  Por muy sociable que sea previamente, tiene que adaptarse a un horario, rutinas, personas y lugar totalmente nuevos para él. Todo ello sin la presencia protectora de sus padres o familiares.

El niño tendrá que convivir en un entorno diferente, tener otro tipo de experiencias y relacionarse de forma distinta a la habitual.

Esto es una ventaja, pero durante los primeros días es un inconveniente, ya que el pequeño tiene que enfrentarse a lo desconocido. 

Los padres son un eslabón importante en el proceso de adaptación al centro ya que el niño percibe sus sensaciones. También son fundamentales sus características personales y psicoevolutivas y sus hábitos previos. 

La entrada en el Centro supone la primera separación para el niño de su familia, constituyendo así el primer conflicto que tendrá que superar.

Cada niño viene de un ambiente diferente, con unas características y peculiaridades especiales. En este proceso el niño siente una gran ansiedad, ya que se ve inseguro ante lo desconocido. Debe aprender que sus padres van a volver y que el nuevo entorno es seguro y acogedor. 

La adaptación no sólo es de los niños sino también de los padres.

Sobre todo cuando los niños son muy pequeños, los padres necesitan tiempo para adaptarse a la nueva situación y deben evitar tener sentimientos de culpa  por la decisión de llevar al niño al centro, pues son muchas más las ventajas que los inconvenientes en esta decisión. 

Como desventajas de la incorporación de los niños pequeños al mundo escolar se suelen plantear: los posibles problemas de salud y el sacarles del entorno familiar  muy pronto.

Pero frente a ellas están las ventajas de la escolarización: la socialización con iguales y con adultos,  la adquisición de rutinas adecuadas a su edad y la gran estimulación por tratarse de un lugar especializado en cuanto a actividades y profesionales. 

Si se cumplen los siguientes criterios en la adaptación, se superará en un  periodo corto y con facilidad:

>>Estabilidad en las personas que les atiendan en sus necesidades básicas y les acompañen durante toda la adaptación.

>>Planificar la incorporación de niño escalonando las horas de permanencia, tratando de conseguir una habituación progresiva a las nuevas circunstancias.

>>Las primeras relaciones establecidas en su nuevo espacio han de ser placenteras si queremos que la continuidad en el mismo sea segura y motivadora para el niño. 

Los padres deben asumir el momento con decisión y responsabilidad. Deben sentirse realmente tranquilos y confiar en el personal que se va a encargar del cuidado de sus hijos. Si el niño percibe la angustia de los padres cuando le dejan en el centro, también él se sentirá angustiado y lo rechazará. Por el contrario, si el niño observa que sus padres hablan cordialmente con sus responsables y le dejan tranquilamente en sus manos tras una corta despedida (es muy importante no alargarlas), él se sentirá poco a poco feliz y confiado, con lo que el periodo de adaptación se superará rápidamente.  

Ánimo papás, merecerá la pena.

Escrito por María Jesús Carrillo Maeso

Directora del Centro de Educación Infantil Hadas y Duendes

Presidenta de la Asociación de Centros Privados de Educación Infantil de Toledo y Castilla La Mancha

Asociación perteneciente a la Confederación Española de Centros de Educación Infantil

 

 

 

 

 

 

 

 

Quiénes somos

Un Centro de Educación Infantil no es un negocio cualquiera. Somos un centro que evoluciona y que, lejos de estancarse, busca ideas nuevas y mejora cada día. Tenemos presente nuestra pequeña influencia en la sociedad a través de los niños, de nuestro personal y de los padres. Todo nuestro esfuerzo se orienta a que la vida de nuestros peques y nuestra aportación a la sociedad sea lo más constructiva posible. Hemos creado un proyecto educativo propio y muy personal en el que se busca una educación cuidada pero sin olvidar que trabajamos con niños muy pequeños y tenemos que darles un entorno familiar, seguro y muy afectivo.

Últimas noticias