Hadas y duendes
Proceso de matricula

¿por qué hadas y duendes es un proyecto singular? 

Tras más de catorce años de funcionamiento y centenares de niños educados en nuestro centro, Hadas y Duendes reivindica el modelo de Centro de Educación Infantil frente al modelo de Guardería (únicamente cuidado del niño). Sabemos por nuestra experiencia que el niño, en el periodo de cero a tres años, es capaz de desplegar un enorme potencial que le será muy útil en el futuro, pero para ello deben seguirse las pautas de un centro educativo. Los horarios caóticos, con entradas y salidas a cualquier hora, son propios del antiguo concepto de guardería y no permiten desarrollar una actividad educativa. Hadas y Duendes ofrece horarios flexibles para conciliar el ritmo familiar actual, pero respeta el núcleo central del día para la educación del niño. 

Hadas y Duendes ofrece horarios flexibles para conciliar el ritmo familiar actual, pero respeta el núcleo central del día para la educación del niño. 

El contacto con la naturaleza, los espacios abiertos y sol directo, son fundamentales para que el niño juegue con mayor libertad, desarrolle su psicomotricidad y goce de buena salud. Hadas y Duendes apuesta por unos espacios exteriores únicos en Toledo, frente a áreas urbanas más cercanas y cómodas para llegar, pero sin un sólo árbol ni arena real en el patio.

Somos un centro con atmósfera familiar. Nuestros niños experimentas, viven, disfrutan y juegan en un entorno de cariño, confianza y profesionalidad. Cada uno de nuestros niños es único, no uno más entre cien.

La comunicación con la familia es otro de los pilares de nuestro centro. Nuestros papás pueden contar con nuestro consejo y experiencia para la resolución de problemas cotidianos (rabietas, malos hábitos de sueño, etc) así como para educarle mejor. 

Y, por último, nos sentimos orgullosos de un proyecto educativo único, diseñado para potenciar al máximo las capacidades del niño desde el juego y la exploración. Cada minuto que el niño se aburre o está aparcado es un tiempo precioso que se pierde en su desarrollo.

Te invitamos a comprobar que Hadas y Duendes no es un centro más. No queremos competir con nadie en precio, en cercanía  a la ciudad o en flexibilidad horario. Nuestro verdadero reto es ofrecer cada día lo mejor al niño, sentar las bases de sus intereses, ofrecerle el mayor número de estímulos y hacer que sus neuronas creen caminos infinitos que les sirvan en el futuro. 

Algunas ideas sobre nuestro proyecto educativo:

  • Tenemos un proyecto educativo propio, basado en el estudio profundo de distintas corrientes pedagógicas, pero sin adherirse ninguna de ellas, ya que esto lo limitaría y le restaría riqueza.
  • De Piaget aplicamos sus ideas del aprendizaje a través de los sentidos (olfato, gusto, tacto...) así como el uso del movimiento para interiorizar lo aprendido: aprender haciendo y sintiendo. Por eso, en otoño podrás ver a tu hijo oliendo las hojas caídas de nuestro jardín y danzando con ellas, o en primavera le verás plantando flores en el jardín.
  • De la "Escuela Nueva" (Rousseau, Montesori, Decroly, Agazzi, Freinet...) nos gusta su defensa de la pro-actividad del alumno en su propio aprendizaje y la potenciación de sus propios intereses. Unos peques pueden pintar más y otros hacer más construcciones, según sus habilidades e intereses. 
  • De Wardof nos ha gustado el mostrar modelos adultos dignos de ser imitados, así como procurar entornos naturales en los que el niño pueda aprender de modo creativo. Por nuestras aulas han pasado papás que trabajan en el 112, en el sector sanitario, en la educación o en el cuidado del hogar, para explicar a los peques en qué consiste eso de ser adulto. 
  • Vigosky nos ha enseñado la extraordinaria importancia del juego como vehículo para aprender.

Y, por último, cientos de niños y padres que han pasado por el centro, nos han inspirado ideas propias que terminan de conformar un modelo en constante evolución. 

CONTACTA CON NOSOTROS PARA VER NUESTRO PEQUEÑO PARAÍSO Y QUE TE CONTEMOS NUESTRO PROYECTO 

 

 

Quiénes somos

Un Centro de Educación Infantil no es un negocio cualquiera. Somos un centro que evoluciona y que, lejos de estancarse, busca ideas nuevas y mejora cada día. Tenemos presente nuestra pequeña influencia en la sociedad a través de los niños, de nuestro personal y de los padres. Todo nuestro esfuerzo se orienta a que la vida de nuestros peques y nuestra aportación a la sociedad sea lo más constructiva posible. Hemos creado un proyecto educativo propio y muy personal en el que se busca una educación cuidada pero sin olvidar que trabajamos con niños muy pequeños y tenemos que darles un entorno familiar, seguro y muy afectivo.

Últimas noticias